Si tienes más de 30 años y aún no te ha picado el gusanillo de los viajes, es hora de despertarte y oler la tinta del pasaporte (no pensaste que eran rosas, ¿verdad?). Hay algo en salir de tu zona de confort y sumergirte en nuevas culturas que es bueno para el alma. Y seamos realistas, a tu alma le vendría bien un poco de cariño en este momento de tu vida. Entonces, sin más preámbulos, aquí están las 10 razones principales por las que deberías hacer las maletas y salir a la carretera cuando tengas 30 años.

mujer feliz viajando

1. Es el equilibrio de edades perfecto: no eres demasiado joven para acabar recién salido de la universidad y no puedes permitirte un viaje al extranjero, y no eres demasiado mayor para estar estancado con una hipoteca y algunos niños pequeños gritando. Los 30 son el momento perfecto para viajar con un poco más de madurez y estabilidad financiera, pero aún lo suficientemente joven para disfrutar de todas las hermosas vistas y sonidos de nuevos países.

2. Finalmente puedes permitírtelo: Claro, cuando tenías 20 años, hacer un viaje a Bali o viajar con mochila por Europa no era más que una quimera. Tenías que pagar préstamos estudiantiles y un salario suficiente para cubrir el alquiler, la comida y tal vez una noche de bebida. Pero ahora que ha conseguido un par de trabajos en su haber (con suerte), puede derrochar un poco en viajes, hospedarse en buenos hoteles y disfrutar de comidas y experiencias increíbles sin sentirse culpable.

3. Puedes viajar con estilo: Y en ese sentido, finalmente puedes viajar con estilo sin tener que sufrir vuelos de larga distancia en estrechos asientos económicos. Puede ascender a clase ejecutiva o primera clase sin tener que vender sus riñones (aunque puede requerir algunos sacrificios adicionales). Llegarás a tu destino sintiéndote bien descansado y listo para afrontar cualquier aventura que te espera.



4. Aprenderás más sobre ti mismo: Viajar puede ser una de las experiencias más introspectivas de tu vida. Estar lejos de casa, fuera de su zona de confort y expuesto a situaciones nuevas y, a veces, desafiantes, puede enseñarle mucho sobre quién es usted como persona y de qué es capaz.

5. Crearás recuerdos para toda la vida: esta es una obviedad. Cuando viajes, coleccionarás recuerdos que te durarán toda la vida. Las personas que conozcas, los lugares que veas y las experiencias que tengas quedarán grabados en tu mente para siempre. Y dentro de 30 años, cuando recuerdes con viejos amigos tus días de gloria, esos recuerdos de viajes serán algunas de las mejores historias que jamás compartirás.

6. Te convertirás en un narrador de historias: No sólo tendrás recuerdos increíbles para compartir, sino que también te convertirás en un narrador de historias. Aprenderá a crear historias que atraerán y entretendrán (¡y tal vez incluso inspirarán!) a sus amigos y familiares. Tendrás historias que provocarán risas, lágrimas y asombro, y te convertirás en la persona a quien acudir para recibir consejos y recomendaciones de viaje.

7. Obtendrás una nueva perspectiva: Viajar puede abrirte los ojos a nuevas perspectivas y formas de pensar. Es posible que esté expuesto a diferentes culturas, religiones y formas de vida que nunca supo que existían. Estas experiencias pueden ampliar su visión del mundo, desafiar sus suposiciones y hacerlo más compasivo y comprensivo.

8. Te desconectarás de la tecnología: A los 30, es fácil quedarse pegado a tu teléfono y computadora, desplazándote constantemente por las redes sociales, revisando correos electrónicos y siendo bombardeado con notificaciones. Cuando viajas, tienes la oportunidad perfecta para desconectar y estar presente en el momento. Te verás obligado a dejar tu teléfono e interactuar con el mundo que te rodea, lo que puede ser increíblemente liberador.

9. Te desafiarás a ti mismo: Viajar puede sacarte de tu zona de confort y desafiarte de maneras que nunca creíste posibles. Es posible que enfrente barreras lingüísticas, diferencias culturales y desvíos inesperados, pero aprenderá a adaptarse, resolver problemas y perseverar. Estas habilidades pueden ser invaluables en todos los aspectos de su vida.

10. Te divertirás, ¿y qué más motivo necesitas? Finalmente, la razón más importante para viajar a los 30 es que es simplemente diversión. Podrás ver nuevos lugares, conocer gente nueva y vivir experiencias increíbles de las que hablarás en los años venideros. ¿Y no es de eso de lo que se trata la vida?

Es hora de empezar a hacer las maletas. Los 30 son una época de crecimiento, autodescubrimiento y aventura. Viajar puede ser un catalizador para todas estas cosas (y más), y los recuerdos que cree estarán con usted por el resto de sus días. Nunca es demasiado tarde (ni demasiado temprano) para empezar a explorar el mundo. Porque si no es ahora, ¿cuándo?

28 agosto 2023

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados