Hacer un largo viaje en avión puede resultar emocionante y estresante al mismo tiempo. ¿Llegarás a tu destino a tiempo? ¿Podrás conciliar el sueño y permanecer dormido? Es fácil preocuparse, ¡pero no dejes que el estrés te mantenga despierto toda la noche! Estos son nuestros cinco consejos principales para dormir bien en el próximo vuelo.
Consejos para dormir durante viajes largos en avión

1. Ponte cómodo

Esto es obvio: si quieres dormir un poco durante ese largo viaje, ¡asegúrate de estar cómodo! Use ropa que sea suave contra su piel y que no le roce ni le pique en lugares extraños; Considere invertir también en una almohada de viaje o un soporte para el cuello. Si viaja en clase económica, también podría resultarle útil llevar una chaqueta o bufanda adicional para crear un ambiente aún más cómodo para dormir.

2. Prepara tu lista de reproducción
El sonido de los motores zumbando y otros pasajeros charlando puede parecer una distracción de los dulces sueños. Lleve consigo unos auriculares con cancelación de ruido y prepare con antelación una lista de reproducción relajante con música suave o sonidos de la naturaleza, como las olas del mar o las gotas de lluvia. Incluso puedes escuchar meditaciones guiadas diseñadas específicamente para viajeros que desean dormir en aviones.

3. Evite la cafeína y el alcohol
Beber bebidas a base de cafeína antes de abordar (¡o mientras estás en el avión!) puede parecer la manera perfecta de obtener energía para tu viaje... ¡pero no te ayudará mucho a dormir cuando más importa! El alcohol tiene efectos igualmente estimulantes; Intente no beber nada que contenga cafeína o alcohol dentro de las tres horas posteriores a la hora en que planea irse a dormir.

4. Mantente hidratado
Beber suficiente agua durante el día es clave para mantener altos tus niveles de energía para que, una vez que llegue la hora de acostarte, tu cuerpo esté listo para un sueño reparador. Mantenga una botella de agua reutilizable a mano para tener fácil acceso cuando tenga sed; solo asegúrese de no beber demasiado justo antes de acostarse, ya que esto podría provocar viajes no deseados al baño mientras está en el cielo.

5. Cíñete a un horario
Si es posible, trate de no tomar siestas al azar durante el vuelo; en su lugar, lleve un registro de la hora que es en su destino y ajústelo en consecuencia para que cuando aterrice, su cuerpo sienta como si ya hubiera estado dormido durante 8 horas (o la cantidad que funcione). ¡lo mejor para ti!). ¡Esto ayudará a garantizar que el desfase horario no arruine su primer día en el paraíso!
Es fácil desanimarse por tratar de dormir bien en un vuelo largo, pero estas estrategias anteriores deberían brindarle muchas ideas sobre cómo asegurarse de que esos zzz lleguen fácilmente durante el despegue y el aterrizaje. Con estas estrategias en mente, todos los vacacionistas deberían poder sentirse renovados y llenos de energía a su llegada, ¡listos para su próxima aventura!
06 febrero 2023

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados